Las propiedades del agua de mar y el terreno biológico

LAS PROPIEDADES DEL AGUA DE MAR Y EL TERRENO BIOLÓGICO
Cuando una persona está diagnosticada de cáncer, es muy importante la ingesta de agua de mar isotónica, ya que es un alcalino natural que regula todas las funciones del cuerpo.

Nuestros pensamientos y emociones negativas, junto a las comidas con un alto contenido de elementos químicos artificiales “acidifican” nuestro organismo, y las células de proliferación rápida (cancerosas) se desarrollan muy bien en éste medio ácido, por lo tanto es necesario alcalinizarlo, para frenar el desarrollo de las mismas.

El agua de mar, lleva todos los elementos de la tabla periódica diluidos en la misma,(minerales, oligoelementos, etc.) y es un nutriente orgánico por excelencia.

El agua de mar, puede ser tomada, incluso por las personas que tienen hipertensión (que no pueden tomar sal), ya que la sal marina y la sal de mesa común, no son lo mismo, la primera está compuesta de sodio orgánico (Na) y la segunda es cloruro de sodio (CINa), ésta última es química, no es orgánica. Es decir, la sal común para dar sabor necesita mantener mezclados el sodio con el cloro. En el mar esto no sucede, porque el cloro y el sodio son iones que están separados. En el agua de mar hay un 10% más de cloro que de sodio. Por lo tanto, el sabor de agua de mar, que es orgánica, no tiene nada que ver con la composición química que tiene la sal común.

Con respecto a la contaminación del agua de mar, debemos decir que el ecosistema marino tiene un poder de depuración tal, que todavía es un misterio para los científicos. Ésta tiene la capacidad de desactivar y neutralizar todos los desperdicios humanos y se ha comprobado que un microbio de procedencia terráquea, no puede vivir en el agua de mar. Como máximo ésta puede tener restos de aceites e hidrocarburos en superficie, o metales pesados en el fondo (por éste motivo se recomienda no comer marisco en caso de enfermedad, ya que ellos se alimentan en el fondo marino, que es dónde puede haber éstos metales).

El agua de mar se puede guardar durante mucho tiempo ya que no se estropea a temperatura ambiente.

El agua de mar en su estado normal es hipertónica, pero si la diluimos en una proporción de 2 partes de agua de mar con 5 partes de agua dulce, la convertimos en isotónica y es así como la debemos tomar al principio y poco a poco ir aumentando la proporción de agua de mar, hasta llegar a tomarla pura (si la tomamos así, tres chupitos al día, es más que suficiente para alcalinizar nuestro cuerpo)

Si la tomamos isotónica (diluida con agua dulce), podemos beber toda la que queramos durante el día.

El agua de mar también la podéis encontrar en farmacias y tiendas de dietética.

Etiquetas:

Entradas relacionadas

¿Por qué a mí?

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Código de seguridad: *