Las emociones negativas enterradas vivas “nunca mueren”

Emociones
Todos sabemos que las emociones juegan un papel fundamental en nuestras vidas y que éstas alteran nuestras funciones físicas como son el latido cardíaco, la presión sanguínea, la respiración, la producción hormonal, la función cerebral etc.

Pues bien algunos expertos dicen que las emociones negativas retenidas durante mucho tiempo en nuestro interior, pueden llegar a producir todo tipo de enfermedades, cosa en la que estamos muy de acuerdo, por lo tanto es del todo imprescindible que nos liberemos de las mismas lo más rápido posible y de una forma consciente porque son totalmente inútiles y además muy perjudiciales.

Detrás de una emoción siempre hay un pensamiento que le da vida, por lo tanto si cambiamos nuestros pensamientos, sin duda alguna cambiaremos nuestra emoción.

Nosotros utilizamos un truco que siempre nos ha dado resultado y es el siguiente: si detectas que estás teniendo una emoción negativa, rápidamente empieza a pensar en algo que para ti sea positivo, como pueden ser unas vacaciones, algo que te quieras comprar, una fiesta a la que quieras asistir o en cualquier cosa que te haga mucha ilusión. Te podemos asegurar que en cuestión de dos o tres minutos habrás desactivado ésta emoción negativa, porque cualquier pensamiento positivo es 1000 veces más potente que uno negativo.

Esta es una técnica que tenemos que deberíamos aplicar permanentemente cuando uno tiene cáncer, es muy importante estar en positivo, sin miedos, sin angustias y sin estrés (este último el que más), para no debilitar el sistema inmunitario y poder afrontar mucho mejor el proceso curativo de la enfermedad.

Otro tema importante para liberar estas emociones negativas es el poder recurrir a un terapeuta, o a un amigo que te sepa escuchar, para sacar todas las angustias, la negatividad, el dolor que llevamos dentro y que muchas veces no lo hacemos para no hacer sufrir a la que nos rodean.

Para Fanny el cáncer nunca fue sinónimo de muerte, sino más bien fue un sinónimo de cambio, así fue como lo vivió, entendió que tenía que hacer un cambio interno y profundo desde la paz y la tranquilidad ya que desde los primeros días comprendió que la sanación interior es cosa de uno mismo y es un trabajo personal y totalmente independiente de la ayuda externa que podamos recibir.

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Código de seguridad: *